ESPECIALIDAD

CONSTRUCCIÓN
METÁLICA

Por: Fredy CUELLAR RAMOS

Con entusiasmo llegan al taller de la Especialidad de Construcciones Metálicas; los ingresantes al primer grado de educación secundaria, unos con ánimo de descubrir nuevos conocimientos, otros con resaltante expectativa para adquirir buenos aprendizajes, y muchos no saben de qué se trata. Es así que en la especialidad de Construcciones Metálicas vamos formando estudiantes capaces de modelar el acero en las diversas circunstancias y formas para producir, muchas veces, para el consumo familiar, y en otras, para comercializar; pero finalmente el estudiante va adquiriendo habilidades y destrezas en el manejo de máquinas y herramientas, modelando el acero poquito a poco. El estudiante de esta especialidad inicia sus primeros pininos, plegando chapas metálicas para unir con soldadura a punto, que con alegría terminan sus proyectos, y se llevan con orgullo después de una ardua labor, por haber construido con sus manos, otros, un poco temerosos no quieren reconocer su poco esfuerzo porque algo le salió mal, pero lo resaltantes está, que algunos vuelven con mucho entusiasmo para hacer más cosa o repetir el mismo proyecto porque vendieron su trabajo o hubo un pedido especial. Ese entusiasmo hace que los estudiantes se involucren en el mundo del trabajo y perfeccione su habilidad y destreza, forjando el acero cada día que pasa por el taller de la especialidad y viste el guardapolvo azul acero que caracteriza a los estudiantes.
Y así cursan del Primer Grado desarrollando el Módulo de mecánica de banco y ajuste, para luego iniciar con la ejecución de la soldadura por arco eléctrico como módulo, y proyectar el uso de materiales perfilados que les permita aplicar en este tipo de soldadura, la habilidad para el dominio de esta operación se logra quemando electrodos.

En el Tercer Grado, el estudiante ya tiene que demostrar habilidades de mayor rigor, como habilitar materiales (entalles y empalmes) para formar estructuras resistentes, previo a ello, debe conocer la resistencia de materiales; en Cuarto Grado, el estudiante conoce la soldadura oxiacetilénica y Tig., construyendo estructuras metálicas como muebles del hogar y otros enseres, con la finalidad de dominar estas soldaduras y pronto se estará insertando materiales quirúrgicos para este grado; y así, culminar la experiencia de la vida escolar. En el Quinto Grado, el estudiante muestra dominio de la soldadura en sus diferentes formas. “Ahora sí te reto profe”, es una frase cotidiana dicha con la confianza de haber aprendido con firmeza, pero lo que no sabe es que la soldadura no se queda estancada, y, pronto se sorprenderá cuando el profesor le muestre la Soldadura Mig-Mag., entonces el estudiante, incursionará en este campo. Todo lo descrito, conlleva a manipular máquinas y herramientas a la perfección y reconocer los materiales perfilados, por cierto, van forjando el acero con ímpetu y decisión. Muchas veces le servirá para costear sus estudios superiores, construyendo estructuras metálicas que los usuarios requieran.
Es necesario resaltar venimos formando jóvenes por más de treinta años, por lo que muchos exalumnos regresan demostrando su gratitud por el éxito que lograron alcanzar al pasar por esta especialidad.

GONZALES NAVARRO, Carlos; DIEGO CHOCCA, Carlos;
MELGAR LAZO, William; CUELLAR RAMOS, Fredy; PÉREZ MARTÍNEZ, Aron; LÓPEZ HUAMÁN, Alfredo; y, RICALDI MORALES, José.